↑ Volver a CONGRESO DE CARTAGENA

Memoria

Print Friendly, PDF & Email

MEMORIA DEL IV CONGRESO NACIONAL
DE HERMANDADES
DE ORACIÓN EN EL HUERTO

 

     Para nuestra Agrupación comenzó un gran reto en el año 1995, esta nueva experiencia para nosotros vino de la mano de nuestro común hermano Juan José Domínguez.

     A continuación queremos relataros cuales han sido nuestras vivencias y como se desarrolló la programación y celebración del IV Congreso Nacional de Hermandades de la Oración en el Huerto, Getsemaní-1997.

 

ANTECEDENTES

    Una representación de nuestra Agrupación acudió al III Congreso Nacional de Hermandades de la Oración en el Huerto que se celebró en la ciudad de Úbeda.

      Acudimos a este congreso con la idea de presentar candidatura para el cuarto congreso, coincidente con la conmemoración del CCL Aniversario de la fundación de nuestra Cofradía. Quedando gratamente sorprendidos al ver que nuestra candidatura se vio aceptada por la mayoría de las Hermandades que acudieron a Úbeda.

     Volvimos de aquella entrañable ciudad, verdadero museo vivo donde se respira Renacimiento por doquier, contentos, emocionados, y con una serie de ideas muy claras, entre ellas poder ofrecer a todos los hermanos que conocimos en las jornadas anteriores nuestra Semana Santa, nuestra ciudad y a nosotros mismos.

 

PROLEGÓMENOS

    Desde esa fecha pasaron casi dos años que vistos fríamente parecen mucho tiempo, pero en realidad esos veinticuatro meses pasaron con una rapidez impresionante.

   Sin creérnoslo nos vimos en el Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy ultimando algunos pequeños detalles la noche del día 5 de diciembre de 1977. Pasaron los nervios, pasaron las preocupaciones, y nos embargó una gran tranquilidad. Todo estaba preparado para recibir a las 24 Hermandades que se inscribieron para la celebración del IV Congreso de Hermandades de la Oración en el Huerto.

 

PRIMER DÍA

    A las nueve y media de la mañana del día 6 de diciembre de 1997 estábamos en la puerta del centro cultural Ramón Alonso Luzzy dispuestos a acoger a las Hermandades inscritas en el Congreso. Una gran preocupación rondaba nuestras mentes, teníamos de que gran parte de las vías de comunicación de España estaban cubiertas de nieve debido al mal tiempo que en esas fechas reinaba en casi todo el territorio nacional. Temíamos por Hermandades que venían del centro de España, del norte e incluso del sur, conforme iban llegando les preguntábamos por el estado de las carreteras, y nos comentaban la gran cantidad de nieve que encontraban a su paso. Hubo dos hermandades, la de Valdepeñas y la de Archidona, que no pudieron asistir debido a cortes en sus respectivas vías de circulación.

    Una vez recibidos y acomodados en el salón de actos del Centro Cultural nuestro Presidente efectuó el saludo de bienvenida para los 192 congresistas censados. A continuación tuvo lugar la presentación de una proyección de vídeo sobre nuestra ciudad titulado “Cartagena, su paso y presente”.

   Con esta proyección pretendíamos acercar la ciudad de Cartagena a los asistentes al Congreso. Era nuestro deseo que conocierais muestra polis, urbe milenaria y de aspecto cansado por el paso del tiempo y de los envites de ese mal que acecha a muchas ciudades; la crisis industrial, el desempleo, la despoblación del centro histórico, etc., que a pesar de esos males resurge como Ave Fénix.

    Seguidamente todos los congresistas nos dirigimos a los autobuses que estaban preparados a la espalda del centro cultural para llevar a cabo una visita turística por toda la ciudad, los cuatro autobuses tuvieron como punto final la zona del puerto, desde allí se realizaron distintas visitas siendo la ultima en la iglesia de Santa María de Gracia, sede de la capilla de nuestra Cofradía, donde se encontraba el trono de la Oración en el Huerto y la exposición de hábitos, sudarios, y distintos objetos de nuestra Semana Santa. Todo ello escoltado por un piquete del Tercio de Granaderos Californios.

    Queremos pediros desde aquí nuestras disculpas por los posibles fallos que aparecieran en la proyección, pero aunque no sirva de justificación hemos de deciros que la realización del mismo estuvo a cargo de hermanos de la Oración y de la Cofradía. Poniendo todo el cariño del mundo en la confección del mismo.

    Después de estas visitas nos dirigimos a la escalinata del Palacio Consistorial, emblemático edificio del modernismo Cartagenero, para hacernos una fotografía todos los Hermanos congresistas. A renglón seguido nos dirigimos a los autobuses preparados para este acontecimiento y que nos trasladarían de nuevo al Centro Cultural ya que era el momento de reponer fuerzas para continuar la jornada.

     Una vez en la sede del Congreso tomamos un pequeño almuerzo que ayudó, como suele suceder              

    Con las fuerzas renovadas en cuerpo y espíritu nos dispusimos a continuar con el programa del Congreso, pasando cada una de las Hermandades por la oficina de recepción para recoger la documentación de cada congresista, en la que se encontraban los documentos y utensilios necesarios para dar soporte al trabajo que había que realizar en las jornadas Getsemaní-97.casi siempre, a romper el hielo entre los congresistas. En este momento aprovechamos para departir unos con otros, comentar asuntos comunes, recordar fechas anteriores, etcétera.

     A continuación se proyectó el vídeo “Semana Santa de Cartagena”, con el intento, que creemos conseguido, de mostrar a todos los asistentes algunos de los aspectos más importantes de nuestra Semana Pasional.

     Una vez repuestos se dio paso a la Apertura del Congreso; el maestro de ceremonias presentó la Mesa Científica y cada uno de sus componentes tuvo su intervención epistolar.               

    Pasada la proyección se hizo un breve descanso para tomar un refrigerio, recibiendo en ese momento todos los asistentes una inesperada sorpresa, comenzó a sonar una fuerte y rítmica tamborada en el exterior. De esta forma la Hermandad de Teruel acompañaba la presentación de su candidatura al mismo tiempo que nos mostraba una de sus ricas tradiciones.

     Llegado el momento de la presentación de candidaturas hizo entrega de la solicitud la Hermandad de Teruel. En esta edición del Congreso fue la única candidata por lo que se quedó nombrada para el V Congreso Nacional Getsemaní 1999. Su Hermano Presidente nos dirigió unas palabras a todos los congresistas.

Nuestro Hermano Mayor, D. Carlos Ferrándiz Araujo, comenzó seguidamente la exposición de la Ponencia “Las Cofradías Pasionarias en la Nueva Evangelización”, Base fundamental para la jornada de trabajo del próximo día. Tal y como se esperaba esta ponencia fue lo suficientemente brillante para dejar expuesta toda la Temática actual sobre nuestras inquietudes comunes. 

    La Capilla Musical “Francisco Zabala”, de la Cofradía California, puso punto final a la jornada deleitándonos con un breve repertorio de música sacra y como no, de canciones apropiadas para las próximas Navidades.               

    Casi llegado el final del día nos dirigimos hacia el restaurante “El Paraíso” para cenar y hacernos entrega de distintos obsequios y el ya tradicional intercambio de decimos y papeletas de lotería para el Gran Sorteo de Navidad. De nuevo apareció como protagonista el frío, haciendo estragos en el salón donde se celebró la cena.

    Pero debido a la buena voluntad reinante continuamos degustando los exquisitos platos que se nos ofrecieron haciendo caso omiso al inesperado cambio climatológico, y estableciendo mas fuerte, si cabe, lazos de hermandad y confraternidad. En estos momentos ya no se encontraban en el salón veintidós Hermandades, éramos solo una.

 

SEGUNDO DÍA

     Ya en el segundo día todos los grupos de trabajo se instalaron en el edificio de la UNED de Cartagena para estudiar la Ponencia del día anterior y extractar las conclusiones que se expondrían en el centro de congresos. En este momento apareció como siempre el ya acostumbrado problema de falta de tiempo, difícil de solucionar, que esperamos que en las próximas ediciones del Congreso se tenga en cuenta.

      Terminado dicho estudio se procedió a un breve descanso para reponer fuerzas con un coffe-break.

    Reunidos todos los congresistas en el Centro se hizo la exposición de las conclusiones de cada uno de los grupos de trabajo y posteriormente el Ponente hizo una breve valoración de sus impresiones. Se realizó una terna de ruegos y preguntas en la que intervinieron varias Hermandades. Y una vez este apartado D. Carlos Ferrándiz, en nombre de su Majestad el Rey Don Juan Carlos I de España, clausuró el IV Congreso Nacional de Hermandades de la Oración en el Huerto.

      Hubo momentos verdaderamente entrañables que se verían culminados con el siguiente acto.               

      Es mediodía y nos dirigimos al restaurante “Nuevo Jardín Botánico”, donde celebramos una comida de Hermandad y en cierto modo de despedida ya que el final de esta edición Getsemaní está cerca. En estos momentos los distintos regalos que se intercambian entre las hermandades y también el ya tradicional intercambio de medallas de cada una de las Hermandades.

     De nuevo la representación de tambores de Teruel, en la puerta de Santa de Gracia, hizo una magnifica demostración de lo que se puede hacer con un grupo de percusión y una dirección profesional. Nos dejaron a todos boquiabiertos después de su tamborada, en algún momento parecía que estábamos en el centro de una tormenta perfectamente sincronizada.

     Al termino de la Santa Misa se pasó ante el Cristo de la Oración, situado al costado del Altar Mayor, ofreciéndole muchos de los asistentes una flor.               

     Como colofón al Congreso el obispo de la Diócesis de Cartagena, Monseñor Azagra, y el Vicario de la diócesis de Teruel-Albarracín, don Blas Sanz Yagüe, concelebraron la Eucaristía en la iglesia de Santa María de Gracia donde nuestro hermano de Valladolid don Jesús Arroyo Paraíso se vio sensiblemente emocionado, al igual que nos emociono a la mayoría de los presentes, al hacer la Ofrenda del Hortelano.

    Una vez concluida la Santa Misa vinieron los momentos tristes de las despedidas, pero en todos nuestros corazones quedaba un “hasta luego en Teruel”.

   Con estos párrafos previos hemos querido haceros una corta sinopsis de lo que fue el IV Congreso Nacional Getsemaní 1997, sabiendo fehacientemente que sin duda alguna pudo desarrollarse de manera mas positiva pero creemos que si una andadura se toma con la mejor de las ilusiones y con el ahínco necesario, por muchas grietas que haya tenido se habrán sabido rellenar con el cariño y hermandad de esta gran familia que cada dos años se reúne para hablar de nuestro Cristo en el Huerto de los Olivos.

     Estamos totalmente seguros que la Hermandad de Teruel sabrá analizar el desarrollo de este Getsemaní 97, viendo aquellos aspectos superables y adoptando los ya superados, para que el próximo que van a realizar este dentro de los limites de aceptación que han venido haciendo gala hasta la fecha.

    Reseñar que durante el Congreso hubo una exposición de fotografías de hermandades de Oración en el Huerto de Toda España que fue organizada por la Hermandad de Tarragona, la cual mereció el elogio de todos los asistentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: